Volver

Archivo Colegiata del Salvador

 

La Iglesia del Divino Salvador de Sevilla tuvo desde su origen una naturaleza institucional doble: carácter parroquial, con labores propias de una parroquia para con sus feligreses y carácter colegial, escalón inmediatamente inferior al catedralicio, al ser sede permanente de celebraciones litúrgicas solemnes. Todo ello ha motivado la existencia de un archivo generado por la institución parroquial y otro archivo generado por la propia Colegial. Éste segundo archivo, depositado en el Archivo General del Arzobispado de Sevilla a raíz de su supresión como Colegial será el objeto de nuestro interés.

La vida colegial siempre apareció íntimamente vinculada a su collación. Los primeros nombramientos de Abad y canónigos lo fueron por prerrogativa regia hasta 1285. A partir del siglo XIII y sin interrupción hasta comienzos del XVIII fue un puesto honorífico de presentación real, sin obligación de residencia. La dependencia institucional del Salvador con respecto al Arzobispado comprendía, pues, aspectos jurídico - canónicos, espirituales y materiales, pero siempre mantuvo el orgullo de su relevante condición eclesiástica y de su prestigiosa procedencia fernandina. Sin embargo, como consecuencia del Concordato de 1851 el estatuto canónico del Salvador sufrió una transformación radical, suprimiéndose definitivamente en 1852 la Colegial hispalense y reducida a parroquia. Culminaba de este modo un largo proceso de decadencia de esta institución, llegando a la situación de terminar -tal y como Emilio Gómez Piñol refleja en su obra sobre la Iglesia Colegial- “exhausta de energías y caudales tras interminables pleitos con la Catedral sevillana, abandonando la continuada búsqueda de títulos en los que sustentar su antigüedad y prestigio”.

Tras la supresión del título de Colegial, se puede constatar por los  inventarios existentes en su archivo cómo la lista de sus bienes fue menguando incesantemente con el paso del tiempo y las sucesivas convulsiones bélicas y sociales. Desaparecieron muchos libros y documentos, perdiéndose la documentación musical, pero pese a todo esto el archivo, depositado en el Archivo General del Arzobispado de Sevilla, está constituido  en la actualidad por 990 unidades de instalación, con una fecha de inicio en torno al año 1435, siendo la documentación más antigua la correspondiente a las visitas de fábrica y dotaciones. El Archivo se estructura en seis grandes secciones: Secretaría; Mesa Capitular; Fábrica; Justicia; Capellanías, Patronatos y Obras pías; y Contaduría. 

El estudio de este fondo documental permite evocar la historia y los avatares de una institución que ha permanecido por encima de las dificultades y suspicacias que tantas veces se interpusieron en el pasado entre las autoridades diocesanas y los  canónigos colegiales. Dichos fondos nos dan a conocer múltiples aspectos de la vida diaria de la ciudad, pues recogen una enorme e interesante información relacionada con la economía, la vida jurídica, religiosa, y social de la Sevilla de los siglos XIV a XIX.            
 

Volver


Institución Colombina
C/ Alemanes s/n
41004 Sevilla